Categorías
Sin categoría

El texto refundido de la Ley Concursal y el RDL 16/2020, de 28 de abril: nuevo calendario concursal y algunas anotaciones de interés para la Administración Concursal

Hoy día 1 de septiembre de 2020 entra en vigor el nuevo texto refundido de la Ley Concursal (en adelante, TRLC) aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2020 de 5 mayo de 2020, sin duda, nos enfrentamos ante una cambio relevante en materia concursal, pues en consecuencia se deroga la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal que ha venido regulando durante más de diecisiete años los concursos de acreedores.

En síntesis, la presente publicación tiene como objeto resumir algunas de las novedades en materia concursal que resultan especialmente de interés para la Administración Concursal.

De antemano y previamente a entrar a analizar las mismas, os facilitamos un calendario concursal que hemos confeccionado sobre los nuevos plazos judiciales establecidos en el Real Decreto-ley 16/2020, de 28 de abril, de medidas procesales y organizativas para hacer frente al COVID-19 en el ámbito de la Administración de Justicia, destacándose las siguientes fechas:

  • Desde el 14 de marzo de 2020 hasta el 14 de septiembre de 2020.
  • Desde el 14 de marzo de 2020 hasta el 30 de septiembre de 2020.
  • Desde el 14 de marzo de 2020 hasta el 31 de diciembre de 2020.
  • Desde el 14 de marzo de 2020 hasta el 14 de marzo de 2021.
  • Desde el 14 de marzo de 2020 hasta el 14 de marzo de 2022.

A modo informativo, como se puede observar en el calendario, si presionamos con el cursor sobre la fecha concreta se podrá acceder al desglose de las actuaciones judiciales que vencen en la misma.

Apreciado lo anterior, a continuación se detallan algunas de las novedades del TRLC que consideramos relevantes para los juristas especializados en concursos de acreedores, especialmente para la figura de la Administración Concursal:

  1. Informes de la Administración Concursal:

En primer lugar, en relación a los informes de la Administración concursal, el TRLC establece en el artículo 290 que en los dos meses siguientes a la fecha de aceptación, el administrador concursal debe presentar al juzgado un informe con el contenido y los documentos establecidos en los artículos 293 y 294 del TRLC. Como novedad, el artículo 290 del TRLC señala que en el caso de administración dual el plazo contará desde que se produzca la última de las aceptaciones.

Por otro lado, el artículo 291 TRLC hace referencia al sistema de prórrogas:

  • Prórroga automática: el plazo de comunicación de créditos vence después del plazo legal para la presentación del informe, se prorrogará automáticamente hasta los cinco días siguientes a la conclusión del plazo de presentación para la comunicación de los créditos, sin ser necesaria la solicitud por parte del Administrador concursal al juez instructor del concurso.
  • Demás prórrogas: es necesaria solicitud antes de que expire el plazo legal, en las siguientes circunstancias:
    • Prórroga máximo dos meses mas si concurren circunstancias excepcionales.
    • Prórroga máximo cuatro meses más si el número de acreedores es superior a dos mil.

Igualmente, se ha tener presente que el artículo 525 del citado texto legal señala una precisión en cuanto a la reducción del plazo en el procedimiento abreviado, donde la administración concursal:

  • Dentro de los quince días siguientes a la aceptación del cargo deberá presentar el inventario de bienes y derechos de la masa activa.
  • Al menos, cinco antes de la presentación de la lista de acreedores, debe practicar la comunicación del proyecto de inventario y de la lista de acreedores al deudor y a los acreedores.
  • En el plazo de un mes, contado a partir de la aceptación del cargo, deberá presentar su informe. Cuando concurra causa justifica, podrá solicitar al juez una prorroga, que no podrá exceder de 15 días.

Asimismo, sobre el régimen de responsabilidad por la presentación del informe fuera del plazo legal o de prórrogas, donde según establece el artículo 296 TRLC el Administrador Concursal perderá el derecho a la remuneración y deberá devolver a la masa activa las cantidades percibidas. Como novedad, el citado artículo en su apartado segundo señala que la infracción de este deber se considerará además, justa casa para la separación de la Administración Concursal.

De igual modo, sobre la estructura del informe, el artículo 292 del TRLC como novedad no hace mención de la obligación de formular cuentas anuales del ejercicio anterior a la declaración de concurso a cargo de la Administración Concursal.

Por otro lado, sobre la relación de documentos anejos al informe, el artículo 293 del TRLC, además del inventario de la masa activa y a la lista de acreedores, hace especial mención de los siguientes documentos:

  • La relación de los litigios en tramitación.
  • Las acciones de reintegración a ejercitar.
  • Relación de créditos contra la masa ya devengados y pendientes de pago, con expresionismos de los vencimientos respectivos.
  • Informe de valoración de la empresa en su conjunta y de cada una de las unidades productivas que la integran (ver art. 200 TRLC).

Así como:

  • Escrito de evaluación en caso de haberse presentado propuesta anticipada de convenio.
  • Plan de liquidación en caso de que se abra fase de liquidación.

Sobre la publicidad de la presentación del informe, el artículo 295 TRLC establece como novedad que cualquiera que esté personado en el concurso de acreedores tiene derecho a solicitar y obtener de inmediato y a su costa copia del informe y de los documentos complementarios.

En relación con la impugnación del inventario y de la lista de acreedores concretar que el artículo 297 señala como plazo para los que han recibido la notificación del juzgado del artículo 294.1, estos es, para aquellos que se hubieran personado en el concurso el plazo de diez días que comenzará desde la recepción de la notificación en la dirección señalada por los mismos a efectos de notificaciones. Para los demás legitimados interesados el plazo de diez días se computará desde la última publicación de entre las establecidas por la ley o, acordadas por el Juez (véase al respecto la Sentencia del Juzgado de lo Mercantil núm. dos de Murcia de 12 de septiembre de 2016).

No en vano lo anterior, se ha tener en consideración que el artículo 526 del TRLC señala algunas precisiones en cuento al procedimiento abreviado, así como lo establecido en el artículo 13 del Real Decreto Ley 16/2020 de 28 de abril, de medidas procesales y organizativas para hacer frente al COVID-19 en el ámbito de la administración de justicia, donde estatuye que:

“1. En los concursos de acreedores en los que la administración concursal aún no hubiera presentado el inventario provisional y la lista provisional de acreedores y en los que se declaren dentro de los dos años a contar desde la declaración del estado de alarma, en los incidentes que se incoen para resolver las impugnaciones del inventario y de la lista de acreedores, los únicos medios de prueba admisibles serán las documentales y las periciales, sin que sea necesaria la celebración de vista salvo que el Juez del concurso resuelva otra cosa.

2. La falta de contestación a la demanda por cualquiera de los demandados se considerará allanamiento, salvo que se trate acreedores de derecho público.

3. Los medios de prueba de que intenten valerse las partes deberán acompañar necesariamente a la demanda incidental de impugnación y a las contestaciones que se presenten.”

Igualmente, resulta relevante tener presente que los documentos complementarios de los textos definitivos, a los que el TRLC hace referencia (Arts. 303 a 305) son especialmente, por un lado, la relación de comunicaciones posteriores de créditos presentadas con la modificaciones introducidas por la Administración Concursal en la lista de acreedores y, por otro lado, la relación actualizada de créditos contra la masa ya devengados, pagados y pendientes de pago, con expresionismos de su vencimiento.

Por último y, no menos importante, se han de destacar como supuestos novedosos sobre la moficacion de la lista definitiva de acreedores los siguientes (arts. 308 a 314 TRLC):

  • La posibilidad de que el texto definitivo de la lista de acreedores pueda modificarse en caso de resolución de impugnación de las modificaciones derivadas de la comunicación extemporánea del créditos.
  • La posibilidad de que el texto definitivo de la lista de acreedores pueda modificarse en caso de resolución judicial dictada en el concurso de los que resulte la existencia, con modificaciones del importe o de la clase del crédito o la extinción de un crédito concursal.
  • La susticion del acreedor inicial en la lista definitiva, donde se mantendrá la clasificación del crédito correspondiente al acreedor inicial (art. 310 TRLC), destacándose las siguientes excepciones para (1) en caso de pago por el deudor solidario, por fiador o avalista y, para el caso (2) si el acreedor posterior fuera persona especialmente relacionada con el concursado, la Administración Concursal procederá a reclasificarlos el crédito optando por la clasificación inferior grado.

El art. 311 TRLC hace especial mención al procedimiento de modificación de la lista definitiva de acreedores, donde se ha de tener especial en cuenta que la solicitud será rechazada si no se promueve incidente, así como la posibilidad de ejecución provisional de la resolución judicial relativa a la modificación de la lista definitiva de acreedores, a fin de que: “1.º La modificación se admita provisionalmente, en todo o en parte, a los efectos del ejercicio de los derechos de adhesión y voto y para el cálculo de las mayorías necesarias para la aceptación de la propuesta de convenio. 2.º Los pagos a realizar tengan en cuenta las modificaciones pretendidas, quedando, no obstante, las cantidades correspondientes en la masa activa hasta que sea firme la resolución que decida sobre la modificación pretendida, salvo que garantice su devolución por aval o fianza suficiente.” (Art. 314 TRLC).

2. Inventario de la masa activa:

En segundo lugar, sobre le inventario de la masa activa, se ha tener en consiracion que el artículo 198 del TRLC establece que la Administración Concursal debe elaborar un inventario de la masa activa, donde se incluya la relación y la valoración de los bienes y derechos de que se compone al día inmediatamente anterior al de la presentación de su informe.

De igual modo, se ha de destacar que como anejo del inventario debe constar la Unidad productiva en caso de que en la masa activa existiera uno o varios establecimientos, explotaciones o cualesquiera otras unidades productivas de bienes o de servicios, expresándose los bienes y derechos de la masa activa que las integren. A teles afectos, se considera unidad productiva “el conjunto de medios organizados para el ejercicio de una actividad económica esencial o accesoria” (art. 200 TRLC).

Hasta aquí la publicación de hoy, esperamos que haya sido de gran utilidad, muchas gracias por su atención.

Un cordial saludo.

www.latorreluna.com

Todo ser humano debidamente educado siente un sincero interés por el bien público.

– John Stuart Mill –

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s